Ellas también cuentan

Ellas también cuentan. Con este título, Virginia Pérez de la Puente y yo vamos a compartir mesa en las Jornadas de Literatura Fantástica de Dos Hermanas, el próximo domingo, día 2 de octubre.

Ellas también cuentan… Apenas pronuncié la frase, mil ideas me vinieron a la mente. La primera, descollante entre todas: ¿cómo no van a ser ellas? ¿Quién nos contó los primeros cuentos? ¿Quiénes, a través de los siglos, han sido transmisoras de leyendas, tradiciones, relatos y mitos, en todas las culturas del mundo? Madres, abuelas, tías, hermanas mayores… ¡Las mujeres!

De acuerdo. Los hombres también han sido grandes contadores de relatos. Ved si no los famosos bardos, aedos o trovadores que llenan las páginas de los manuales de literatura. Y en toda familia, estoy segura, hay un abuelo, padre o tío que es o ha sido un gran contador de historias. Pero, mientras que el varón salía a cantar y a recitar proezas de dioses y hombres por los caminos o en las cortes de los señores, en el hogar, en casa, en el ámbito de lo íntimo y lo privado, eran las mujeres quienes mantenían encendida la llama… la de la lumbre y la de la fantasía.

Hoy, sin embargo, todo ha cambiado. Las mujeres hemos salido del ámbito privado y, como en tantos otros campos, hemos pisado el polvo de los caminos y conocemos la intemperie que afrontan los guerreros y los bardos. Somos guerreras y poetisas. Y la fantasía nos ha dado alas. Porque la fantasía, en el fondo, es una forma bella y poderosa de subversión, de rebelión, de exploración audaz. En la lucha de la mujer por ocupar un lugar equiparable al del hombre, la fantasía ha sido vehículo de ideas, anhelos y proclamas. De ahí, quizás, el gusto con que muchas autoras contemporáneas la hayan cultivado. Si antes la épica era un coto de hombres… hoy podemos decir que es un género muy vinculado a las escritoras.

Cuando regrese de tierras sevillanas publicaré la sencilla presentación que he preparado. Una visión fugaz, muy elemental e incompleta, seguro, pero significativa, de las voces femeninas en la literatura épica y fantástica.

Y todos los que queráis pasar dos días fantásticos en Dos Hermanas… ya lo sabéis, ¡allí nos veremos!

5 comentarios:

Blas Malo Poyatos dijo...

Conozco a Virginia Pérez de la Puente de haber intercambiado algunas palabras con motivo de la aparición de su Elegida, en Ediciones B, y he visto tu "Ciudad sin estrellas" en catálogos reconocidos. Os juntáis con Lura Gallego y ya tenemos un trío de ases.

Que sean unas Jornadas muy grandes. También asistirá el granadino Antonio Martín Morales, con el que he compartido hoy una tarde fabulosa hablando de proyectos y futuro.

Un abrazo

Jesús F. dijo...

Pues no podré sistir, y me pillas más a mano aquí en Barcelona, je, je, así que ya me contarás (en una futura kedada, ¿Octubre?).
Es cierto que la mujer está cobrando renombre, de hecho Xavi tiene una curiosa opinión al respecto, pregúntale.
Un abrazo.

Elisabet dijo...

¡Gracias! Blas, eso de trío de ases "como-que-impone-un-poco". Ja, ja, en todo caso yo seré el as de bastos, comparada con las otras dos estrellas...

Jesús, ¡ya mismo tenemos que convocar kedada! Y claro que le preguntaré a Xavi. Yo también tengo algunas teorías... las explicaré en la jornada.
Abrazos.

Ninotchka dijo...

Entonces... ¿yo soy el as de copas...? =) =) =)

Encantada de compartir mesa contigo, Montse ;) ya veremos cómo se nos da y quién se atreve a llevarnos la contraria... jejejejeje =)

Elisabet dijo...

Virginia, ¡allá nos veremos! Un abrazo.