¡¡Qué rabia!!

Ahora que tengo agente me da rabia. Sandra Bruna se interesó mucho por el libro Cómo curar los sentimientos negativos, me pidió un ejemplar y me dijo que tenía contactos con editoriales como las que me lo rechazaron en su día… ¡Ah, seguro que ahora, con ella, podría haberlo publicado en editoriales más conocidas, y con garantía de difusión!

Otra cosa que me mosqueó mucho fue el comentario de uno de mis editores. Cuando ya el libro había salido, me comentó en un mensaje: “Fíjate qué curioso. Hay otro libro titulado “Superar los pensamientos negativos”, publicado recientemente por Urano…” Cuando vi el enlace del libro por Internet, estuvo a punto de darme un infarto. Leí la sinopsis, ¡es una copia casi calcada de mi idea, del enfoque que doy a mi libro, de los temas que trato…! Sólo que cambian ligeramente el título, añaden algún que otro tema -e imagino que el contenido no es idéntico- y su autora resulta que es una señora con exótico nombre hindú. Editorial Urano, ¡cómo me indigné ese día!, había sido una de las que me rechazaron, pero yo les había enviado el original, impreso… y nunca me lo devolvieron.

Se lo comenté a Sandra y ella me dijo que esas cosas pasan… De ahí las ventajas de contar con un agente. Ahora, ¡de ahora en adelante, no sacaré un libro que no pase por sus manos!

4 comentarios:

Nimphie dijo...

¡Hola!

Pues sí, la verdad, me parece una sinvergüenzada tremenda. Quería preguntarte, debido a lo que te pasó, ¿tu obra ya estaba registrada?

Yo tengo dos novelas sin publicar, además de un miedo tremendo de que me las "roben" :S

Respóndeme, por favor ;)

Suerte!

jules dijo...

Pues cariño, no sabes cuánto lo siento; créeme que al principio, cuando enviaba mi manuscrito a las editoriales, siempre temía que alguien "se lo apropiara" o al menos la idea principal, sobre todo si se trata de algo muy original. Tienes toda la razón al decir que siempre es preferible enviarlo primero a tu agente, sobre todo si se trata de gente competente y (mucho más importante) honrada, y que ellos se encarguen de todo lo demás. Así te aseguras, pienso, de que no caiga en malas manos y se haga un uso (y abuso) indebido de su contenido. Pero como decimos, en este camino que andamos pasito a pasito cada día aprendemos algo.

Jacobo Feijóo dijo...

Muy buenas:

Me acaban de publicar mi primer libro en digital y sale dentro de poco en papel. Como soy abogado (y un perro, que es lo que me enseñaron en la facultad) evité este problema que tienes de una forma que poca gente conoce pero que os anuncio: por 10 euros puedes registrar tu obra (musical, literaria... la que sea) en el registro de la Propiedad Intelectual. Probablemente tenga oficina vuestra ciudad.

Este registro da fe de tu autoría y la denuncia contra la editorial ¿Urano? estaría ganada.

NUNCA enviéis nada si no está antes registrado. Es muy barato.

Un saludo y a seguir.

Anónimo dijo...

Mas de lo mismo:

Ciudad sin estrellas tiene gran "SILIMITUD" con La ciudad y las estrellas de Arthur C. Clarke.

P.D: sIN COMENTARIOS.