¡Al asalto de las librerías!


11 comentarios:

Víctor Morata Cortado dijo...

¡Exacto! Estas dos son las que toca comprar y leer ahora. Sin duda. Un abrazo.

Lola Mariné dijo...

Es maravilloso ver como los amigos van alcanzando sus sueños.
Saludos.

B. Miosi dijo...

¡Cierto, Lola, vamos llegando... vamos llegando...!

Teo Palacios dijo...

Ayer comencé a leer BENJAMÍN.

Debo decir que impresiona desde la primera página. Me reafirmo: este libro va a dar mucho que hablar.

Javier Pellicer dijo...

Ardo en deseos de tener Hijos de Heracles en mis manos. Será inevitable compararla con Salamina de Javier Negrete, pero creo que Teo estará a la altura.

Saludos!!

Blas Malo Poyatos dijo...

Al asalto, sea. Me calzo el casco, las botas y las granadas, y cojo el fusil... nos vemos allí en Hora Zulú, Tango-Eco-Bravo.

¡Corred que se agotan! Ya sé a quién le va a gustar como regalo.

Un saludo

Anónimo dijo...

Hola!

navegando por internet he ido a parar a tu blog y como sois escritores más o menos novatos querría heceros una pregunta: Qué es lo que más valorais de una editorial? y de una pequeña editorial?
Estoy dando vueltas a la cabeza para abrir una y a lo mejor me podéis decir que pensáis al respeto.

Muchas gracias,

Elena

Elisabet dijo...

Hola, Elena, ¡bienvenida a mi blog!

Te diré lo que yo valoro más de CUALQUIER EDITORIAL, sea grande o pequeña. Es mi punto de vista personal, posiblemente otros compañeros escritores quitarían o añadirían.

Lo primero, RIGOR y exigencia. En la selección, corrección y edición del texto. Que los editores trabajen para que la obra salga perfecta, pulida y con calidad estilística, respetando al máximo la mano del escritor. Y si el original tiene tantos fallos que no hay por donde cogerlo o hay que reescribirlo de arriba abajo… harán un favor al autor devolviéndoselo y explicándole amablemente por qué no lo han aceptado.

Lo segundo, TRANSPARENCIA. Tratos claros, por escrito, y que se cumplan, de principio a fin. Que haya una comunicación fluida y sincera entre editorial y autor, y que se facilite toda la información que éste pida sobre su obra.

Lo tercero: un tiraje mínimo de ejemplares (entre 2000 y 3000, y si puede ser de 7000 o más, mejor que mejor) y una BUENA DISTRIBUCIÓN por todo el país a cargo de la editorial, dejando que el autor pueda quedarse con unos cuantos ejemplares para su promoción. La distribución es clave: si el libro no se reparte bien, de poco servirá todo esfuerzo.

jessica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jessica dijo...

Enhorabuena, yo tengo en mi salon hijos de heracles, y me averguenza decir que aun no lo eh leido. Pero espero poder hacerlo muy pronto.
Perdonar mi tardanza antes no pude entrar por aqui, pero seguire en contacto. Un saludo.
Loli

Anónimo dijo...

Muchas gracias Elisabet! tendré en cuenta tu opinión.
De momento sólo tengo la idea que me fascina de abrir la editorial pero ahora tan sólo se encuentra ne fase proyecto. Si al final la abro (sería para finales de año) te lo comunico por si te interesa.
Yo también creo que la calidad y la rigurosidad junto con la transparencia deben ser lo primero.