¡Ojo! En especial, noveles y novatos impacientes...

Gente, hoy estoy mandrosa (los catalanohablantes ya me entienden). Pecado imperdonable que esta vez me permitiré.
No escribiré mucho más: visiten esta entrada del blog de Teo Palacios (blog que, por otra parte, no tiene desperdicio en ninguno de sus capítulos, ¡absolutamente recomendable, si aún no lo conocen!). Lean, lean sobre autoedición, coedición y otras yerbas, como dicen los amigos del otro lado del charco.
Yo pasé mi propia experiencia en este campo (véase el post que colgué en su momento). No lo recomiendo, personalmente, salvo que se quiera hacer una edición limitada de una obra concreta para regalo, autopromoción, pequeña difusión entre familiares y amigos o por el simple gusto de tocar un libro propio entre manos.
En mi caso, siempre me he arrepentido. Pero... ¡de todo se aprende!

15 comentarios:

Jesús F. dijo...

Hola Elisabet,
es cierto que se pasan malas experiencias con ese tema, y también es cierto que la entrada que hizo Teo es un acierto, aunque a mí ya me pilló tarde y ya había pasado por ello.

Un saludo.

Blas Malo Poyatos dijo...

Ni siquiera para eso. Hace unos años yo mismo me converti en editor, y artesanalmente hice 25 ejemplares deunconjunto de relatos, para regalar. Coste final: unos 7 euros/ejemplar, y dos fines de semana de bricomanía. Oye, que incluso quedaron bien.

Un saludo

MaiV dijo...

A todos los novatillos nos vienen bien estos consejos, la verdad es que supongo que todos lo pensamos, pero no hago más que leer malas opiniones así que como a mí me ha cogido a tiempo evitaré estas opciones. Gracias por todos los consejos!!!!

Javier Pellicer dijo...

A mí cierta editorial especializada en literatura fantástica (no diré más, pero algunos tal vez ya sospechéis) me propuso una coedición. La tentación fue enorme, me costó mucho resistirme, pero logré "rechazar la manzana".

Un abrazo, Elisabet.

Anónimo dijo...

En mi caso, en Argentina, también me propusieron varias veces coediciones y por suerte siempre las rechacé, a pesar de las tentaciones difíciles de superar, :-). Por aquí también abundan los concursos de poemas y relatos con publicación "cooperativa", de los cuales supe escapar de manera conveniente.

Como alternativa les cuento que publiqué tres libros de poemas, siendo mi propia editorial (ya sabemos que es muy difícil conseguir una editorial que apueste por un libro de poesía), es decir, me encargué de tipeo, correcciones, diseño de interior y tapa, etc, y luego asumí el costo de la publicación contratando una imprenta. Esto por aquí se llama edición de autor.

Por suerte me va muy bien de esta manera, al punto que ya conseguí vender más de 1000 libros en plazas y parques de Buenos Aires; y si bien todavía no me deja dinero para vivir, al menos las publicaciones se autofinancian. Quiero decir que la venta de un libro me permite publicar el siguiente, como así también hacer nuevas ediciones.

De todas maneras sigo luchando para publicar con editorial, y parece que al fin va a ser (en gran parte gracias a tus consejos, Elisabet, sobre carta de presentación y demás), esta vez con un libro infantil. Ahora estoy en la espera de que la publicación se concrete.

En definitiva, si uno está haciendo lo que le gusta, sólo se trata de seguir adelante, y por supuesto de dar lo mejor que uno tiene en lo que hace.

Les dejo mi msn por si puedo ser útil a alguien: alaurenzap@hotmail.com

Saludos,
Alejandro Laurenza.
www.laurenza.com.ar

naieba dijo...

Uf, yo también me escapé de co editar. Porque a mí también me lo ofrecieron dos editoriales, pero los comentarios de Montse me ayudaron a no caer en esas redes.
Un beso Montse.

B. Miosi dijo...

El problema con las editoriales de coedición, es que siempre alaban el material que se les envía, de manera que nunca se sabe a ciencia cierta si realmente es bueno o es una opinión sesgada.
Para los novatos recibir una opinión tan favorable es un gancho difícil de evadir, y es de ellos que se surten esas editoriales, de escritores entusiasmados y sumamente agradecidos.

Creo que la mejor forma de autoeditarse es como hizo Blas o como hace Alejandro Laurenza, hasta que haya suerte con alguna editorial formal. Pero ojo: tal como lo aconseja Elisabet y también Teo, no es suficiente hacer una buena carta de presentación y demás. Es necesario que el tema sea interesante, que la trama enganche y lo más importante, pero que la gran mayoría pasa por alto: Que esté bien escrito.

Gracias, Eli, por la oportunidad de conocer opiniones tan interesantes.

Besos,
Blanca

Elisabet dijo...

Hola, amigos.

Sobre las autoediciones o "ediciones de autor": por supuesto, no tienen por qué ser negativas. En el proceso de autoeditar un libro, como han hecho Blas y Alejandro, en plan artesanal, se aprende mucho y también se disfruta. Algunos escritores célebres publicaron sus obras en editoriales propias (véase el caso de Virgina Woolf y su esposo). Para mí, lo más importante de la edición por cuenta ajena es la criba de calidad. Que otra editorial se interese por tu libro es señal de que: o el tema vende o, como dice Blanca, está bien escrito y tiene interés.

Sin embargo, por lo que he podido comprobar últimamente, interesa más que el tema sea comercial que la calidad de la prosa... Siempre se puede echar mano de correctores y estilistas para pulir, y a veces se llegan a publicar obras escritas con torpeza y plagadas de errores. No importa, ¡el asunto vendía!

Como bien señala Blanca, las editoriales de co-edición saben muy bien cuál es el punto flaco de la mayoría de los noveles, y cuesta mucho resistirse a una crítica elogiosa (embaucadora, diría yo).

Sí, es mejor no coger esa manzana, como dice Javi :) Muchas veces es fruta podrida, y cuando la muerdes, ¡menudo chasco!

Cristina Puig dijo...

Hola Elisabeth,

Tus consejos para "novatillas" como yo, van genial. Gracias. Yo en cuanto acabe mi primera novela intentaré publicarla pero no tengo prisa, prefiero esperar una buena respuesta a tener que pasar por malas experiencias. He pensado en la publicación con Bubok...pero no se.....no estoy convencida, creo que probaré a enviarlo primero a editoriales. Se agradecen mucho esos consejos de verdad.
Mil saludos!
Cris

Jesús García dijo...

Hola Elisabet

Para no ser muy repetitivo yo también te doy las gracias.

Publicar es un sueño, al menos para mí, pero es bueno saber que existen gentes que endulzan una almendra amarga con el azúcar que los novatos queremos probar.

La autoedición es interesante, pero tu apunte sobre la criba ajena lo es aún más, todo depende de la prisa que se tenga. Aunque hoy en día (ya sé que no es lo mismo) se puede publicar en tu propio blog.

Un saludo

Jesús García
http://luzypapel.blogspot.com/

Teo Palacios dijo...

Hola, Eli

Como ves, he tardado en pasar a darte las gracias (porque a leer en tu blog paso a menudo esperando nuevas actualizaciones). De modo que muchas gracias, por hablar tan bien de mi blog en todas partes. Es un placer y un honor que lo tengas en tan buena consideración.

¡Arriba, brunescos!

Muchos besos.

Ruben Sada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Elisabet dijo...

Cristina, Jesús, no dejéis de probarlo. Esa criba ajena es importante, ¡mucho más de lo que pensamos!

Teo, gracias a ti. Yo no soy tan constante actualizando el blog. Demasiada faena, y ahora mismo me estoy preparando para una maratón... Bueno, ya lo sabes. A ver si este verano hago más como tú, porque cosas que contar sí que tengo, sí.

Elisabet dijo...

Hola, Rubén, ¡bienvenido al blog! Y gracias por tu visita y tu aportación. Te felicito, no sólo por haber tenido el valor de autopublicarte, sino por haber logrado promocionar y vender, con beneficios, tus libros. ¡Eso tiene mérito!

También tienes razón que las editoriales, al menos las grandes, van al beneficio puro y duro y a veces (no digo que sea siempre) dejan de lado la calidad, el criterio literario y la innovación. Es como en TV, todo el mundo alaba los documentales y el buen cine, pero al final la gente acaba viendo telebasura y pocos canales se escapan de esta ola, porque eso les da audiencia y dinero.

Tu experiencia es una forma alternativa de literatura y posiblemente la que esté más al alcance de todos, mucho más democrática... En mi caso, sinceramente, necesito que mis obras pasen por un filtro externo para saber que cumplen con el nivel de calidad que yo desearía.

naTTs R dijo...

Supongo que autopublicarse es, en cierta manera, satisfacer el ego frustrado de escritor. No en todos los casos, por supuesto. Creo que alguien con la suficiente experiencia podría obtener muy buenos resultados. De todas formas, para los inexpertos, los novatos (entre los que me incluyo) es una enorme tentación. Ver el libro impreso, con sus tapas y su aspecto "de verdad"... Es toda una experiencia.
En fin, dicen los expertos que si la novela es realmente buena, siempre se termina publicando. Confiemos en ello.