Nunca dejes de soñar

Ayer se celebró la gala de entrega del I Premio As de Picas. Me pareció que una buena manera de cerrar este episodio de mi vida literaria era asistir, así que fui y, la verdad, me alegro que haberlo hecho.

Fue un acto sorprendente y espectacular, muy alejado de las entregas de premios tan solemnes y académicas que, supongo, se dan en el mundo editorial. Comenzó en la plaza Lesseps de Barcelona, junto a la biblioteca pública, con un espectáculo rapero de El Chojin, bajo la claridad de un par de focos “que no son la luna” (cito de una de sus canciones) y de un globo iluminado con la efigie del As de Picas. Dicen que el rap será la poesía del siglo XXI… ¡tal vez! El caso es que Chojin, con su rap positivo, nos metió las ganas de mover el cuerpo, una tonelada de buena onda y también nos hizo pensar...

Rodeados de multitud de jóvenes, participantes en el jurado, amigos y público, entramos luego a la biblioteca. En la sala de actos, nos esperaba otro espectáculo en tres dimensiones. Combinando escenificación en directo, show de la presentadora y montaje audiovisual en tres pantallas, los asistentes pudimos saber qué es el As de Picas, cuál es la filosofía del concurso y de la editorial Viceversa y cómo se llevó a cabo el proceso de selección de novelas y decisión del jurado.

Resumiendo, fue interesante ver la intención de conjugar dos tipos de fantasía: la literaria y la que se produce para los videojuegos, así como la participación activa de jóvenes elegidos de toda España que contribuyeron a la lectura y selección de originales. A todo esto, fui reflexionando y comprendí mucho mejor por qué mi novela no se adaptaba a este concurso ni al tipo de literatura que buscan.

Y por fin, llegó el momento esperado, cuando la presentadora tomó el cofre “del tesoro”, la llave dorada, lo abrió… y reveló quién era el ganador.

Fue Rafael Ábalos, con la novela Poliedrum, una historia donde un grupo de amigos se ven introducidos en un mundo que mezcla realidad y fantasía y se embarcan en una peligrosa misión.

Esta parte final del acto es la que disfruté más. Rafael Ábalos es un orador que sabe seducir con su voz y sus palabras. Nos habló del niño vivo que llevan dentro los escritores que, como él, escriben fantasía, de su afán por crear otros mundos imaginarios, del placer creador de la literatura. Y nos leyó el breve y escalofriante primer capítulo de la novela, ¡no necesitó más para encender nuestros deseos de saber más!

Viceversa se marcó otro detalle: nos regaló a todos los asistentes un ejemplar de “preestreno” de la novela, que por supuesto, todos fuimos a recoger.

Cuando acabó el acto, fui a saludar a la directora de Viceversa y a su jefe editorial. Me presenté y les agradecí la invitación al evento. Ellos estuvieron muy amables y atentos, recordaban mi nombre (ja, ja, supongo que por ser la autora de la caja de los diez kilos…) y también agradecieron mi asistencia.

Y luego, aún vino lo mejor. Me puse a la cola para que Rafael me firmara el libro. Le expliqué que era una escritora casi novel y que también había participado en el concurso. Estuvo muy cariñoso. Hablamos un poquito, me firmó con una dedicatoria que releeré muchas veces y cuando le pedí un consejo de escritor consagrado, me miró fijamente a los ojos y me dijo: “No dejes nunca de soñar. Vive tus historias, vibra con ellas, métete en ellas, siéntelas... No hay otro secreto.”

Me quedo con esas palabras, el pequeño tesoro que recibí anoche. Claro que es un consejo que no necesito, pues así lo hago y así lo siento… Pero, de vez en cuando, es bueno que alguien te lo recuerde.

18 comentarios:

jules dijo...

Eli, cómo me gusta lo que nos cuentas. Vaya, me alegro de que pudieras asistir, y también de que resolvieras algunas, sino todas las dudas de tu novela con respecto a este premio. Lo mejor, la frase o consejo de ese escritor. Me encanta. Y tiene TODA la razón. Hay que sentir la literatura, dejar que te inunde, que te posea por completo, para disfrutarla verdaderamente. Puede que no hayas ganado el premio, pero en tu caso, participar, ha sido todo un acierto, porque creo que te llevas a casa algo mucho más valioso: el cariño de la gente y buenos consejos para el futuro. Y ánimos, muchos ánimos, que nunca vienen mal. Y no desesperes, por lo que he leído, esta es sólo la primera edición... Digo yo que habrán otras muchas más en el futuro. Saludos

Lola Mariné dijo...

Qué bien, Montse, debió ser una noche estupenda, muy emocionante, tanto como lo será el dia que tu seas la protagonista.
Saludos.

STB dijo...

Qué buen consejo y qué acertadas palabras en ese momento.

MiánRos dijo...

Qué puedo decirte yo que ni siquiera he publicado. Sin embargo el consejo que te dio Rafael Ábalos creo que es el eje de todo; el sentimiento que el contador de historia lleva incrustado en el alma desde el comienzo. La fe en la que uno se protege tiene que alcanzar algún triunfo, y si no, guardemos el placer que obtuvimos escribiendo durante millones de segundos.
Un abrazo.

Mián Ros.

Daniel DC dijo...

Asistir a la gala organizada por Viceversa, te ayudó a comprender un punto dentro del panorama editorial: a veces una perdida, genera otro tipo de ganancia.

Me alegra que hayas podido charlar con Rafael Ávalos y aplicar su valioso consejo.

Nunca dejes de soñar.

Un cordial abrazo,

Daniel DC

Felisa Moreno dijo...

No conozco personalmente a Rafael Ábalos, pero he hablado telefónicamente con él. Estuvo de jurado en un certamen donde mi novela juvenil quedó finalista. Por unas horas soñé que la iban a publicar, alguien de la organización me dio el teléfono de Rafael para que, a través de él, contactara con la editorial. Finalmente fue Rafael quien me llamó para decirme que no iban a publicarla, pero tuvo palabras de ánimo y me pareció un escritor muy cercano, me gustaría conocerlo en persona.
Me alegro de que hayas recuperado la confianza en tu novela, en realidad no sabemos lo que van buscando en cada premio o cada editorial, por eso hay que seguir insistiendo. Ayer mismo envié la mía a una editorial, a ver si hay suerte.

Un abrazo.

Fernando Alcalá dijo...

Absolutamente de acuerdo, Montse. Gracias por recordárnoslo a nosotros.

naTTs R dijo...

Elisabet:

Me ha gustado la entrada porque ha sido como estar allí. He oído las palabras de Rafael, me ha dado el consejo y además he vivido esa experiencia que describes como maravillosa. Siempre digo lo mismo, y lo repito: qué pena no tener la oportunidad de asistir a eventos así más a menudo.

Un beso, y ya nos contarás más.

naTTs

Elisabet dijo...

Hola, hola a todos,

me alegro que os haya podido hacer llegar un poquito del "alma" de esa tarde. Sí, el consejo de Rafael aplica a todos, aunque creo que eso, justamente, es casi lo único que no dejamos de llevar a la práctica.

Sí, Felisa, Rafael es una persona totalmente cercana. En el escenario domina absolutamente la "magia"; de tú a tú... la mantiene, de otra manera. Creo que es lo que dice MiánRos, se une el placer de escribir con la fe en lo que se hace, y eso no hay quien lo pare.

Daniel, no dudo en absoluto que he ganado mucho con este premio. Ya gané preparando el manuscrito, pues aprendí muchísimo con las correcciones. Y ahora tengo una mejor idea del panorama editorial, como dices. Está claro que mi novela no era para este concurso... Pero ya se abrirá camino por otros derroteros.

No, no dejaré de soñar :)

Deusvolt dijo...

Un evento muy bonito y bien relatado. Creo que el consejo es maravilloso, y creo, también, que lo es tu reflexión.
Ponemos el corazón en lo que hacemos.
Un beso y mucha suerte.

Teo Palacios dijo...

Tuvimos el placer de disfrutar de Rafael Ábalos en el Encuentro de Literatura Fantástica de Dos Hermanas de este año, y sí, es un hombre cercano con el que puedes conversar tranquilamente.

En cuanto al aprendizaje, Eli, pues ya ves, llevas unos años escribiendo en serio, hace uno que se publicó tu primera novela, has quedado finalista de un premio importante, y aún así sigues aprendiendo de cada pasito que se da.

Me parece que esa va a ser la tónica... aprender, y aprender y aprender hasta el final de nuestras vidas.

Bien mirado, es de lo más interesante, ¿verdad?

Besos

RAFAEL ÁBALOS dijo...

Hola Elisabet, la casualidad ha hecho que volvamos a encontrarnos, esta vez en la prodigiosa Red. Mi hermano Ángel, que acaba de crear su blog sobre fotografía, me ha llamado esta noche comentándome que había creado una entrada sobre mi reciente Premio As de Picas, y me ha comentado que había establecido un enlance con otro blog que también se ocupaba de la noticia. Mi sorpresa ha sido descubrir que habías sido tú, y que hablabas de nuestro encuentro en la Gala. Gracias por todos tus comentarios y por tu amabilidad. Animado por mi hermano, yo también he creado esta misma noche mi blog de POLIEDRUM, que intentaré mantener vivo con todo lo que ocurra a partir de ahora con la novela. Aunque soy novato en esto, supongo que será un modo fácil de mantenernos en contacto. La URL de mi blog es http://poliedrum.blogspot.com/
Saludos a todos tus amigos y un abrazo para ti. Hasta pronto.

Elisabet dijo...

DEUSVOLT, ¡gracias!

TEO, ¡pues sí! Aprender toda la vida es emocionante. ¿Has leído acerca de la científica Rita Levi? Seguro que sí... Yo quiero ser como ella, ¡entusiasta y aprendiendo hasta los cien años!!!

Elisabet dijo...

Rafael, ¡esto sí que es una sorpresa! Muchísimas gracias por tu post. Voy a ver tu blog ahora mismo. Lo linkaré con este y postearé ahí mis comentarios a POLIEDRUM.

Un abrazo.

Pantagruel dijo...

Uff!! El autor de "Grimpow". Evidentemente el nivel del concurso estuvo muy muy alto. Desde luego, y por lo que cuentas, un gran ejemplo a seguir e imitar. Soy de la opinión que los mejores veteranos son los que tratan como iguales a los novatos, sin empeñarse en estar subidos a un altar.

Respecto al consejo de mi tocayo Abalos, no creo que se pueda decir nada más cierto. Ahora que estoy embarcado en mi nuevo proyecto de "gran formato", cada vez que me surge una idea o me encaja algún elemento lo veo todo más y más claro. Te engrasa la cabeza y vuelves a sentarte delante del papel o del pc con ganas de plasmar todo eso.

B. Miosi dijo...

Elisabet, llego un poco tarde, pero valió la pena leer tu preciosa crónica de la entrega de premios de As de Picas. Puedo decirte que es una editorial con personas muy amables, comprometidas con la edición y cuidadosas a la hora de hacerlo.

Se nota que Rafael Ábalos es una gran persona, pasaré por su blog y me enteraré un poco más de su novela.

Un beso, amiga,
Blanca

RAFAEL ÁBALOS dijo...

Hola Elisabet, gracias por incluir un enlace con mi blog. Yo también he creado otro hacia el tuyo, cuando he conseguido averiguar cómo hacerlo ¡¡¡fuuuuuu!!!

Alejandro Laurenza dijo...

Elisabet,

Veo que fue una presentación magnífica, y que valió la pena estar allí. ¡Qué buen consejo el Rafael Ábalos! Seguir siendo un niño, en otras palabras...

Aprovecho para contarte que en la úlima entrada de mi blog, donde hablo de un libro infantil que escribí, menciono tu nombre y la ayuda que me brindaste para buscar editorial. Te dejo acá el link por si querés darte una vuelta: http://alaurenza.blogspot.com/2009/11/el-diario-de-toba.html

Un abrazo,
Alejandro.