Con bisturí y a cuatro manos

Entre ayer y hoy hemos estado "operando" la novela con cirujía fina... Fátima, mi editora de Espasa, me llamó por teléfono y las dos nos hemos pasado más de una hora, mano a mano, corrigiendo frase por frase algunos detalles que quedaban por pulir. Me vuelvo a asombrar de los fallos tan evidentes que tras una segunda y tercera corrección se nos pueden escapar, ¡parece mentira!

Fátima dice que nuestra correctora es muy perfeccionista (es la segunda que interviene en el proceso) y, ¡menos mal! también me ha tranquilizado. Me comenta que esos fallos recurrentes: repeticiones, adverbios acabados en -mente, etc, etc, son de lo más normal. Todos los escritores los cometen, me ha asegurado. Y que esté muy tranquila, que eso es lo habitual.

Por otra parte, ¡pobre dibujante! Le he hecho retocar la portada dos veces. Detalles aparentemente nimios, pero importantes para mí. Quería a mi Yvanka más flaca, más pelirroja, más "salvaje"... Y parece que lo he conseguido. Claro que nunca es exactamente como has imaginado al personaje, eso ya lo tengo claro, pero hoy me han enviado una nueva maqueta retocada y por fin les he dado el visto bueno. En conjunto, la portada queda preciosa.

¡Espero que el interior también!

9 comentarios:

zoquete dijo...

Oops, como no te faltaba perfeccionismo, se te unen la correctora y tu editora... y por si cuidar las palabras no llevara trabajo, ¡a por las imágenes! No quiero imaginarme qué pasaría como alguien te sugiera adaptar la novela al cómic o al cine, ¿cuándo dormirás? Felicitaciones una vez más... Sólo por curiosidad y si resulta pertinente, ¿qué estás leyendo ahora? ¿se relaciona con todo este proceso (en el sentido de buscar referentes visuales o de estilo)?

Elisabet dijo...

Hola, Zoquete. Gracias por seguir mis andanzas. Ja,ja, no me imagino dando instrucciones a un guionista o a un director de cine, ¡sería terrible! A tu pregunta, lo último que he leído tiene poco o nada que ver con lo que escribo. Hemingway y Doris Lessing. Que son dos maestros, a decir verdad. De literatura fantástica juvenil apenas he leído(Tolkien y algo más), quizás por eso mis novelas son un poco atípicas dentro de su género. Tampoco busco inspiración y estilo en autores de este ámbito. Sí me gusta leer a los clásicos y a escritores de pluma ágil y elegante para aprender a dominar la lengua y a depurar mi estilo, pero me gustaría no dejarme influenciar mucho por nadie... ¡aunque eso es pretensioso y casi imposible! Un autor que admiro dijo que lo que escribimos viene a ser un refrito elaborado a base de todo lo que hemos leído y creo que tiene razón. En mi caso, he leído un poco de muchas cosas variadas y mis "influencias" son dispares.
Saludos,

Elisabet

Esther dijo...

!Viva el perfeccionismo!

Eli, no te quedes atrás "perfeccionando"... eso sólo es malo cuando te inhibe a producir, y aquí no hay peligro de tal cosa... !la novela está ya en el canal de parto! (jejejeje)

Bravo por tus novedades, bravo porque las cosas estén andando, bravo por que puedas conseguir que los detalles se mejoren a tu leal saber y entender (¿Y quién entiende más su obra que el autor?)...

... y muchos cariños!!

Esther

Elisabet dijo...

Esther, sí que es verdad que el perfeccionismo, por suerte, no me corta las alas... ¡me las afila!

Bueno, te diré que mientras corregía con Fátima iba pensando, "esto lo aprendí en los foros", o "esto me recuerda ciertas correcciones"...(¿de quién crees??) Hay gente que se apunta a talleres literarios para aprender a escribir mejor. ¡Me parece que lo que he aprendido contigo y con otros no se enseña en muchos cursillos! Y encima, pasándonoslo en grande.

Besos,

Eli

Lapija dijo...

Hola Elisabeth, no se si te acuerdas de mi del foro de escritores, pero te llevo siguiendo desde entonces. El otro día me llego tu email de que por fin vas a publicar y decidi pasarme de nuevo por aqui para ver que tal iba todo.

Mi novela anda aparcada porque a pesar de que estoy "enamorada" de ella no le veo futuro.

Besitos y felicidades.

Esther dijo...

¿Y qué puedo decir yo, entonces?

Vaya... si no fuera por vos y otros compañeros foreros, todavía estaría escribiendo únicamente en tres verbos: ser, estar, haber
(jejejeje, lo juro!!!)

Besos,
Esther

Elisabet dijo...

Hola, lapija,

Me suena mucho tu nick...¿nos conocimos en BV, o en Tierra de Leyendas? Siento no recordarlo, ahora. Gracias por tu visita y seguir mis andanzas. Si estás enamorada de tu novela, te aconsejo dos cosas: una, déjala reposar y revísala dentro de un año a ver si crees que vale la pena luchar por publicarla o has de retocarla para conseguirlo. Dala a leer a otros, no te limites a tu propia opinión, solemos ser malos jueces de nosotros mismos. Y dos: ¡sigue escribiendo! No te quedes en la primera, porque siempre suele ser un ensayo de cosas mejores. ¡Animo!

Elisabet

Elisabet dijo...

Esther,¡ja,ja,ja! Ser, estar y haber... (¿dónde estudié eso, hace milenios?) Bueno, que no es pa' tanto!!

Ayer vi una película que no te cuento por vergüenza pura... pero divertida, je, y al final salía eso de que "muchos cerebros unidos" formaban una "consciencia superior" (¡Uau!). Pues eso, eso es lo que pasa cuando nuestras seseras confluyen en los foros, más o menos, digo yo.

Un beso, compañera,

Eli

jules dijo...

Sí, sí, reiros, pero el perfeccionamiento lleva a la perfección y si no, mirad la maravilla de portada que resultó Estirpe Salvaje, para que a uno se le caiga la baba sólo de mirar, así, sin siquiera abrir el libro... Que sólo por decorar ya valdría la pena tenerlo en el estante, jajaja. Sigamos perfeccionándonos, no hay nada malo en ello. Y si es una obsesión, se me ocurren peores y que dan menos frutos.