ENCUESTA ABIERTA, ¿qué pedís a..?

No, no os voy a preguntar qué pedís a los Reyes de Oriente, aunque también podría ser una buena encuesta de sueños y despertares. Aprovecho el comentario de Elena, visitante a este blog, para lanzar al aire esta pregunta e invitar a todo el que pase por aquí a responder... ¡Editores, abran los ojos!

La pregunta: ¿qué es lo que más valoráis de una editorial? ¿Y de una pequeña editorial?

Esta encuesta queda abierta indefinidamente.

9 comentarios:

Elisabet dijo...

Y aprovecho y posteo aquí mi respuesta.

Mira, Elena, te diré lo que yo valoro más de CUALQUIER EDITORIAL, sea grande o pequeña. Es mi punto de vista personal, posiblemente otros compañeros escritores quitarían o añadirían.

Lo primero, RIGOR y exigencia. En la selección, corrección y edición del texto. Que los editores trabajen para que la obra salga perfecta, pulida y con calidad estilística, respetando al máximo la mano del escritor. Y si el original es tan desastroso que no hay por donde cogerlo o hay que reescribirlo de arriba abajo… harán un favor al autor devolviéndoselo y explicándole amablemente por qué no lo han aceptado.

Lo segundo, TRANSPARENCIA. Tratos claros, por escrito, y que se cumplan, de principio a fin. Que haya una comunicación fluida y sincera entre editorial y autor, y que se facilite toda la información que éste pida sobre su obra.

Lo tercero: un tiraje mínimo de ejemplares (entre 2000 y 3000, y si puede ser de 7000 o más, mejor que mejor) y una BUENA DISTRIBUCIÓN por todo el país a cargo de la editorial, dejando que el autor pueda quedarse con unos cuantos ejemplares para su promoción. La distribución es clave: si el libro no se reparte bien, de poco servirá todo esfuerzo.

Fernando Alcalá dijo...

Creo que opino lo mismo que Elisabet. Quizá lo que diferencia a una editorial grande y a otra pequeña es la capacidad de distribución o el número de ejemplares a sacar a mercado.

Lo demás, tiene que ser lo mismo. Cuidado, rigor y respeto por los lectores y los escritores. Nada de erratas, nada de malos formatos o encuadernaciones. Un libro es un producto por el que se paga y como tal hay que tratarlo.

naTTs R dijo...

Elisabet, además de los aspectos que señalas tú, la editorial debería ser un apoyo firme, que guíe al autor a través de los pasos de la publicación de forma clara. Quiero decir, a menudo el desconocimiento del mundo editorial (somos escritores, no empresarios) hace que nos sintamos un poco perdidos, o incluso que nos tomen el pelo. Por eso pediría claridad y sinceridad desde el principio, datos concretos, hechos. El resto, totalmente de acuerdo contigo. La distribución y la calidad deben primar por encima de todo.

naTTs R dijo...

¡Ah! Y se me ha olvidado felicitarte por la entrevista. ¡Qué pasada! Enhorabuena.

Verónica Butler dijo...

Hola chica. Yo pido 4 cosa muy simples y que si las editoriales las cumplen arrajatabla, habrá una relación ideal entre escritor y editor.

- RESPETO AL AUTOR. Ya basta de mirarnos por encima del hombro por que si ellos ponen el dinero , nosotros ponemos nuestro trabajo.

- CUMPLIR LO QUE SE FIRMA. aL final no basta con firmar buenos contratos con claúsulas fantásticas. Deben cumplirlas con exactitud: Si prometen buena promoción que lo hagan; nº específico de ejemplares que saquen ese; plazo límite de publicación etc.

- PROMOCIÓN Y DISTRIBUCIÓN. Al mismo nivel. De nada sirve que tu libro esté en las mejores librerias si la editorial no hace ruido para que se conozca. Y no, no somos publicistas, somos escritores. Lo nuestro es crear , no perseguir para buscar entrevistas.

- CONFIANZA EN EL ESCRITOR.

Después del chasco que me he llevado ultimamente, es lo único que pido a una editorial.

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Eli. En esta época de Crisis, creao que las pequeñas editoriales luchan sólo por sobrevivir (que no es poco), mientras las grandes buscan invadir nichos de mercado.

Pido sólo una cosa, a ambas. Que sean exigentes: al elegir una historia deben buscar la perfección del producto final. Luego vendrá la tirada y la distribución, pero lo primero es lo primero: el producto que intentas vender debe ser bueno. Muy bueno.

Esa exigencia incluye ser coherentes desde un prinpicio, y capaces de rechazar aquello que no roce la excelencia.

Hay edioriales pequeñas que se ahorran la corrección de estilo, mientras otras son un ejemplo de buen hacer, dentro de sus posibilidades.

Un saludo

Anónimo dijo...

A mí me gusta la línea editorial de Impedimenta, sería eso lo que le pediría a una editorial.

Anónimo dijo...

Muchas gracias a todos/as por vuestras opiniones.

La cuestión es que estoy pensando en montar una editorial, pero quiero pensarlo bien antes de hacerlo, pues una pequeña editorial siempre es algo arriesgado.

De todos modos, estoy de acuerdo con vosotros en el tema de la rigurosidad del libro, creo que hay que cuidarle como si fuera un niño, hasta el último detalle y que el resultado sea casi perfecto. Y evidentemente creo que hay que cumplir los terminios, que para eso se ponen, no?
El tema que más me preocupa es la promoción y distribución. Por ello ando dándole vueltas al asunto y preguntando en distintos sectores para intentar solucionar mis dudas.

Así pues, muchas gracias por los comentarios. Y por cierto, si finalmente la abro ya os lo diré (aunque eso sería para finales de año).

Saludos,

Elena

jessica dijo...

Yo valoro mas, que sea una editorial que te escuche, que te respete, y que agan bien su trabajo.