Ardo en impaciencia

Llevo semanas -lo prometo- esperando publicar una nueva entrada para poder dar noticias... Como aún no tengo nada seguro, voy a contar lo que me ha sucedido durante los pasados días.
Tras llevar mi segunda parte de Estirpe a la agencia y dejar pasar unos prudentes días, resolví escribir a Espasa para preguntar cómo andaba la segunda edición de la novela y dar señales de vida. La editora me responde con un e-mail breve: "dame un teléfono que te llamo". Se lo di, y al poco rato, no pasó ni una hora, ¡me llamó!
Tuvimos una conversación que me dejó con los ánimos por las nubes. Parece ser que mis libros y mi estilo han gustado mucho en Espasa, que las ventas van bien y que tienen intención de seguir publicando a los autores con los que se estrenaron el año pasado... Me preguntó si tenía algo más escrito, y casi di un bote. ¡Claro que tengo algo más! En la agencia tienen tres, ¡cuatro! novelas inéditas para mover... Se lo dije, y me comentó que perfecto, pues la semana siguiente ella y la directora de Espasa viajaban a Barcelona para entrevistarse con varias agencias, entre ellas la mía. Que hablarían de todo esto y seguro, seguro, que tratarían de mis libros.
Esto fue hace quince días. La semana pasó, y yo esperando a ver si tanto la agencia como la editorial me decían algo... Nada. Entonces recibo un e-mail de Inés, mi contacto, para quedar un día y hablar de El heredero del clan, que, como ya expliqué, estaba leyendo ella. Me dijo que ya la había terminado y me citó este pasado jueves con ella y Sandra.
Llegó el jueves, y fui a la agencia. Apenas vi a Sandra, pues estaba muy ocupada y tuvo que irse, pero hablé un ratito con Inés. Y salí... ¿cómo decirlo? Tan en suspenso como había entrado.
Una de cal: El heredero del clan le gustó muchísimo. Me sugirió cuatro retoques y revisar algunos aspectos, pero en general me elogió la novela hasta hacerme enrojecer.
Otra de arena: cuando la novela esté revisada, la comenzarán a mover. ¿Y las otras? No sabía nada. Tomó nota para hablarlo con Sandra y me ha prometido que me dirá cómo está todo.
Total, que salí con la miel del elogio en la boca y la incertidumbre revoloteando adentro.
Ahora estoy revisando El heredero, una vez más... Y sigo esperando.

29 comentarios:

Felisa Moreno dijo...

Pues enhorabuena por las buenas noticias y tranquila, seguro que vendrán otras mejores.
Un beso

Alexander Carrigan dijo...

Hola!!!
Hasta que das señakes. Soy un novato mexicano que se ha obsesionado contigo. Espero y tus libros lleguen hasta aqui. Saludos, éxito y paciencia.

Atte. Lisandro

Alexander Carrigan dijo...

Espero publicar algun día tambien pero la fórmula es como tu dices:

Leer, leer y leer.
Escribir, escribir y escribir.

Saludos

Víctor Morata Cortado dijo...

Enhorabuena Montse, pero lo cierto es que no es para menos. Ya te lo dije en su día, tienes un estilo cautivador y una prosa magnífica. Yo estaré al acecho para en cuanto salga adquirir uno de esos ejemplares. Sabe que estás dentro de ese grupo de escritores que despiertan en mí una envidia sana de escribir como ellos. Felicidades, de corazón. Un fuerte abrazo. Besos.

John Anthony dijo...

¡Que bien! Nos das a todos una alegría, entusiasmo y esperanza cada vez que nos cuentas tus andanzas.

Espero que siga todo también como hasta ahora parece y que tus sueños de escritora se sigan cumpliendo durante mucho tiempo.

Chao, cuídate.

Lola Mariné dijo...

¡Qué mal se pasa cuando no puede hacerse nada más que esperar!
Pero seguro que pronto tendrás tu compensación.
Sigo tus pasos y los imito. A ver si también consigo los mismos resultados.
Un saludo y gracias por compartir.

Fernando Alcalá dijo...

En estos momentos del mes (es que decir "de mi vida" suena un poco drama) ¡cómo te entiendo! Yo también estoy en una situación parecida (después de hacer todo lo que el editor me ha dicho menos un par de cosas, ahora ando esperando a ver qué le parecen los cambios y que se tire a la piscina definitivamente). Y parece que desde que me metí en este mundillo todo se resume a esperar, esperar y esperar.

Y yo soy un declarado tolerante a la incertidumbre.

Qué duro!

Un abrazo empático!

D3NE dijo...

Me alegro de oír noticias sobre ti, desde que terminamos la entrevista no hemos hablado mucho, pero veo que no has detenido tu avance literario y eso me alegra muchísimo.

Espero todo salga bien con la publicación de tus libros, y espero con ansias la llegada de mi Estirpe Salvaje para tragármelo con los ojos.

naieba dijo...

Bueno chata, pues es que la impaciencia porque todo ocurra a veces nos carcome las entrañas, jajaja, pero yo estoy segura de que en su justo momento (que además será dentro de poco) tus novelas irán una detrás de la otra publicándose. Saborea estos momentos!!!! Que luego podrás aconsejarnos a los que vamos detrás intentando lo que tú ya has conseguido.

Blas Malo Poyatos dijo...

Bien está lo que bien empieza y mejor continúa. ¿te das cuenta que a este ritmo superarás tu record, publicando este año CUATRO libros?

Es normal que estés nerviosa. Puede ser tu inmersión en el parnaso literario. ¿Qué harás, qué harás cuando te falten horas para dedicarte a las revisiones, correcciones y giras de promoción? Alo mejor tienes que tomar una decisión estimulante...

Un saludo

Elisabet dijo...

Hola, Felisa, creo que no te conocía. ¡Bienvenida a mi blog! Yo he visitado el tuyo y tengo que felicitarte, por el premio y por esta primera novela que vas a publicar. ¡Enhorabuena! Y nos seguimos. Gracias por tu apoyo.

Elisabet dijo...

Alexander, pues yo aún no te conocía, supongo que has seguido el blog sin dejar comentarios... Gracias por tus ánimos. Sí, la fórmula es esa + perseverancia, y paciencia, como bien dices. Si quieres que te envíe la carta con consejos a los noveles, de la agencia Schavelzon, escríbeme a mi correo y te la mando. Puede serte de utilidad. El correo es labaladademaya@hotmail.com. Saludos,

Elisabet

Elisabet dijo...

A los AMIGOS que ya conozco: Víctor, Lola, Matías, Naieba, Blas... GRACIAS por vuestro apoyo. Creí que después de tanto tiempo sin actualizar el blog ya casi nadie pasaría por aquí, la verdad. Bueno, ya me estoy mentalizando a esperar con más calma. Para expresarlo en esos términos épicos que tanto me gustan, la carrera literaria no es una batalla, sino una larga campaña. Para los próximos años, tengo siete batallas que librar, y sólo he peleado la primera!! :) Como en toda guerra, la victoria será suma de estrategia, recursos, constancia... y también de tiempo.

Blas, que "Malo" eres. ¡Estoy muy lejos de tener esos problemas que dices! Ojalá, ja, ja, ojalá me viera en una situación así... Entonces me tendría que replantear muchas cosas. Pero por ahora, mejor me concentro en la próxima cumbre. Parece que la subida será un poco más larga de lo previsto, pero ahí arriba me espera el pico. ¿O será más de uno???

Elisabet dijo...

John Anthony, que me olvidaba de ti... ¡gracias!

Y Fernando Alcalá, también te doy la bienvenida a mi blog. Es la primera vez que posteas aquí, ¿verdad? Bueno, pues ya que estamos en situaciones parecidas... ¡NOS SOLIDARIZAMOS!

Ánimo y a ver si los dos salimos de ese pozo de incertidumbres prontito...

Un abrazo.

STB dijo...

Paciencia. Publicarás "El heredero..." y muchas otras más.
Tú tienes estrella ;)

Un abrazo y un aplauso

Teo Palacios dijo...

¿Qué decirte que no te haya dicho ya? Pues nada... que paciencia, que mucha tila,valerianas, calmatín o tranquimazín o cualquier cosa que calme y acabe en IN.

Es lo que nos queda, Montse... es lo que nos queda.

Un abrazo muy fuerte y mil besos

B. Miosi dijo...

Querida Eli: Sé cómo se siente cuando estás a punto de recibir noticias, luego, cuando ya las has recibido y esperas qué vendrá después, y por último cuando tu obra la someten a revisión con lupa y debes reiniciar un trabajo que dabas por hecho, pues te das con la sorpresa de que hay ciertas cosas que se te pasaron por alto.
Lo que cuentas es digno de una novela de suspense. Espero que pronto te respondan todas las incógnitas que quedaron en el aire, pero ese nerviosismo de la espera también es parte del goce de escribir y publicar.
Estoy segura de que las noticias serán espléndidas, como siempre, y eso deseo.

Besos!
Blanca

Elisabet dijo...

STB, ¡me has animado la mañana! :)

Teo, sí, eso nos queda. Esperar un tiempín... Pero nada de tranquilizantes. Yo espero afilando el hacha de guerra, ja, ja.

Blanca, si eres un poco brujita, ¡que se cumplan tus predicciones! Tienes toda la razón, el disfrute es mayor cuando el camino ha sido más costoso. Escribir es una aventura, y las aventuras nunca son plácidas...

Besos.

Belén dijo...

Hola,
Nos han concedido un pequeño premio en Escritores en la sombra y he querido compartirlo con vosotros. Espero que lo aceptes aunque sea muy modesto.

Igor dijo...

Me encanta esta pasión que transmites. Casi me pongo nervioso leyendo este ir y venir....
¡Suerte!

Elisabet dijo...

Belén, ¡enhorabuena! Todo reconocimiento siempre es "vitamina" para el ánimo. Y muchas gracias. Ya me dirás "cómo hay que recogerlo"... :)

Igor, bienvenido, creo que es la primera vez que posteas aquí, ¿verdad? Te llamas como uno de mis personajes, ¿eres ruso o tienes raíces eslavas? Bueno, me alegro que este blog consiga transmitir pasión... ¡aunque los nervios no son tan buenos!

Guillem López Arnal dijo...

Hola!! Bueno, los nervios y la ansiedad de la espera y el silencio son terribles. Yo hay veces que lo llevo fatal. Pero bueno, tu novela está ahí y la rueda ya ha comenzado a girar. A veces parece que todo se haya detenido. Nos movemos, a pesar de los pesares, sobre corrientes invisibles de ilusiones. Si te miras a los pies verás cómo avanzas.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Supongo que ya conoces la fábula, dicen que eran dos ranas que cayeron dentro de una lechera y, como la leche es menos densa que el agua, debían nadar todo el rato si no querían ahogarse, tampoco llegaban a trepar por las paredes. Así que o nadaban o perecían. Anduvieron remando toda la noche hasta que al llegar a la madrugada una de las ranas dijo: yo no sigo! Jamás saldremos de esta! Y dejó de nadar. Por la mañana, la rana que había continuado remando noto algo sólido bajo sus pies, dio un brinco y se fue tan campante… Con sus movimientos había cuajado la leche y la había convertido en requesón.

Así pues, yo de ti no me preocuparía mucho Elisabet, desde que te conozco que siempre te he visto remar, seguro que falta muy poco para que cuaje

Jaume T

Elisabet dijo...

Hola, Guillem! Veo que eres amigo de Tierra de Bardos... Bienvenido a mi blog y gracias por tu comentario. ¡Creo que entre lo que me habéis dicho todos tengo como mucho más de una tila para esperar con calma!!

Jaume, sí, conozco la historia, y me gusta mucho, la fábula y la nata batida... Tienes razón, soy de las que no abandonan los remos. ¡¡Antes muerta que rendida!!

Gracias :)

Fátima dijo...

Hola Montse,
Veo que sigues en la brecha. Te dejo un comentario rapidito (últimamente el tiempo no me da para nada :S). Me alegro mucho de tus logros, ya verás como poco a poco llegas mucho más lejos de lo que te imaginas.
Un fuerte abrazo

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Ya les gustaría, nos gustaría, a muchísimos estar en esa impaciencia. Aunque seamos poetas.
Mis felicitaciones por lo que ya has conseguido y por lo que se avecina.

Viento del Pacífico dijo...

Hola Elisabet. Hoy te traigo un regalo. Visita la siguiente dirección y lee. Saludos.

http://jfpeji.blogspot.com/2009/03/premio-symbelmine.html

Elisabet dijo...

Hola, Fátima y Javier, gracias por asomaros por ahí. Fátima, ¡hacía tiempo que no hablábamos!

Viento, ¡gracias por esa flor! Te he dejado un comentario a tu blog.

Bueno, de esta semana no pasa. Me parece que las noticias se atisban... ¡A ver!!

Legados Ediciones dijo...

Querida blogger:

Somos una editorial casi desconocida que está empezando. Tenemos un proyecto convocado a través de nuestro blog (www.legadosediciones.blogspot.com) abierto a colaboraciones literarias de todo género. Te invitamos a participar en él. Nuestra intención es sacar un libro impreso con las colaboraciones como catálogo de presentación de muchos autores de internet. A los participantes se les regalará algunos ejemplares.

Por otro lado, necesitamos la mayor divulgación posible, ya que no disponemos de grandes posibilidades entre los medios de comunicación, por lo que internet y los blogs son vitales para la supervivencia de nuestro proyecto. Queremos ser una editorial de referencia para autores que empiezan y que no tengan que pagarse ellos la edición. Y para llegar al público y que compren nuestros libros, necesitamos difusión. Si puedes reseñar o mencionar alguno de nuestros libros o alguno de nuestros links, quedaremos agradecidos y abiertos a divulgar también tus trabajos.

Lo mismo ofrecemos a los lectores de tu blog.

Si este mensaje te ha parecido spam o publicidad no deseada, no es nuestra intención. Te pedimos disculpas, entenderemos que borres el comentario y no volveremos a molestarte. Pero ahora mismo es la única forma que tenemos de darnos a conocer.

Un cordial saludo,

Agustín Sánchez Antequera
Editor
www.legados.org
www.libreria.legados.org
www.legadosediciones.blogspot.com